domingo, 16 de julio de 2017

YA QUE EL SEÑOR JESUCRISTO DIO TODO POR MÍ, ¿QUÉ LE DEBO A ÉL?


Algo para meditar...corto y directo...

YA QUE EL SEÑOR JESUCRISTO DIO TODO POR MÍ, ¿QUÉ LE DEBO A ÉL?
Después de la salvación, un creyente debe apartarse para Dios. No significa nunca participar en este mundo de nada, pero sí significa que el Cristiano vive consiente de que le pertenece a Dios y todo lo que hace debe ser por amor al Señor.
De todos modos, Él nos compró con Su Sangre, pagó por todos nuestros pecados para que no
tuviéramos que pagarlos nosotros mismos en el lago de fuego. Así que, ¿qué le debo yo a Él?

Así que, hermanos, os ruego por las misericordias de Dios, que presentéis vuestros cuerpos en sacrificio vivo, santo, agradable a Dios, que es vuestro culto racional.

Romanos 12:1 (RVR 1960)




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Cada comentario deberá ser aprobado antes de ser publicado.